Traductor

jueves, 15 de noviembre de 2012

“¡Gabino, voltea, esta foto sí es la de color!”



San Raymundo Jalpan, Oax.- Tuvieron que pasar por lo menos 12 años para que nuevamente un Gobernador acudiera personalmente a la sede de la Legislatura Local a presentar su Informe de Actividades.

             Este jueves 15, como lo mandata la Constitución, y por segundo año consecutivo, Gabino Cué Monteagudo asistió a la sede del Poder Legislativo local –que  se ubica en San Raymundo Jalpan-, a rendir cuentas al Pueblo de Oaxaca y así, dar muestra de su responsabilidad republicana.

            En punto de las 11:00 horas comenzó la Sesión Solemne de la diputación en el inicio de su primer periodo de sesiones del tercer año de ejercicio legal. Quórum completo: 42 diputadas y diputados que puntualmente llegaron a la cita.  

            Ante una audiencia de más de 200 personas, entre legisladores, invitados y medios de comunicación, el presidente de la Mesa Directiva, el legislador priísta Javier Villacaña Jiménez, desahogó la agenda del día, y de inmediato designó a los diputados de la comisión de cortesía que recibiría al mandatario y lo acompañaría al interior del Recinto Legislativo.

            Al borde de los pasillos y detrás del barandal de madera barnizada, reporteros gráficos y camarógrafos se codeaban para lograr la mejor imagen, ya que en las dos administraciones anteriores se había “acostumbrado” a que un enviado del Gobernador llevara el documento.

             El sonido de los flashes y suaves empujones anunciaron la entrada de los representantes populares al sitio, acompañados por cuatro diputados del Congreso.

Por la entrada principal del Salón de Plenos, apareció de pronto el titular del Poder Ejecutivo. Vestía un traje negro con corbata color rojo, zapatos bien lustrados, e iba  acompañado del Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alfredo Lagunas Rivera y el representante personal del Presidente de México, Felipe Calderón, Rafael Morgan Ríos, Secretario de la Función Pública.

            En pocos segundos recorrió el alfombrado del recinto que lo conduciría a la mesa principal, mientras, saludaba de mano a sus homólogos que acudieron a acompañarlo. Por el Estado de Morelos, Graco Ramírez Garrido; del Estado de México, Eruviel Ávila y Puebla, Rafael Moreno Valle. Además, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, y el mandatario electo, Miguel Ángel Mancera.  

En punto de las 11:22 horas, Cué Monteagudo hizo entrega del Documento estadístico y anexos del II Informe de Gobierno al diputado Villacaña, quien le dio un apretón de manos que mostró la relación de respeto existente entre ambos poderes del Estado.

El momento solemne, ligeramente se interrumpió por la voz de un fotógrafo quien desde las galerías intentó captar la atención del mandatario diciendo:

“¡Gabino, voltea, esta foto sí es la de color!”. Las risas de algunos cercanos provocaron soltura para dar paso al discurso del Ejecutivo.

En un lapso aproximado de una hora, el Gobernador realizó un balance de las acciones, obras y decisiones ejecutadas en su segundo año de administración. Ponderó los logros alcanzados en materia de Seguridad Pública, Salud, Desarrollo Social, Empleo, Turismo, Desarrollo Económico, Agricultura, Transparencia, Obra Pública e Infraestructura, “lo que ha permitido cosechar los primeros frutos de un trabajo que día con día deberá ser más intenso, comprometido y eficiente”.

Por breves momentos detenía su discurso, bebía agua y volteaba a mirar con calidez a la audiencia: legisladores en las curules, diputados federales y senadores e invitados de sectores políticos, sociales y empresariales. Pareciera que se dirigía a cada uno de ellos, como si se tratara de un diálogo en el que, con cercanía y paciencia, exponía los compromisos y logros de su gobierno. Dos pantallas laterales ampliaban la imagen del gobernante e incluían instantáneas de las acciones ejecutadas conforme desglosaba su discurso.

Gabino Cué reiteraba su interés por continuar  sirviendo a Oaxaca y a su pluralidad, inaugurada con la transición democrática. Ofreció que seguirá visitando todos y cada uno de los 570 municipios de la entidad, además, refrendó su interés por permanecer siempre al lado de los grupos vulnerables que requieren su atención y prioridad.

            Al concluir el mensaje, dirigido desde dicha Soberanía, los aplausos premiaron al orador e hicieron más emotivo el momento. Por tiempo prolongado, los asistentes celebraron de esta forma los logros de un Gobierno que impulsa desde hace casi 24 meses, el cambio democrático en la entidad.

          Tocó al presidente de la LXI Legislatura pronunciar la respuesta del Informe, y éste hizo énfasis en reconocer los logros y avances.

            Finalmente, alrededor de las 12:30 horas, Cué Monteagudo abandonó el Recinto Legislativo, y amablemente se despidió de los asistentes ya que debía recorrer más de doce kilómetros hacia el centro de la ciudad- al Palacio de Gobierno-  donde ya lo esperaban 424 presidentes municipales, así como funcionarios estatales y federales que habían seguido desde ahí la transmisión de la sesión solemne. En agradecimiento a este gesto, el Gobernador ofreció un breve mensaje a los munícipes y les habló del profundo respeto a la investidura comunitaria y de los apoyos que se merecen las localidades oaxaqueñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario